La historia de la semana

Lily Genazzini de la alta costura al
diseño de carteras for export

¿Cuál es el minuto cero en que se materializa un sueño? ¿De qué modo los saberes adquiridos, las experiencias de vida y la tenacidad confluyen para dar un salto y emprender un proyecto propio?

“Los cueros se presentaron ante mí”, afirma Lily Genazzini, creadora de la marca de carteras que lleva su nombre y exporta a los Estados Unidos. En enero de 2020 meses antes de que se declarara la pandemia que puso en vilo al mundo, Lily conversó con su hermana que reside en Atlanta y empezaron a soñar con producir en Argentina y comercializar en el exterior. Aunque había un largo camino por recorrer, tenían una certeza: las carteras iban a ser de excelencia.
Desde muy chica Lily tomó clases de corte y confección que le dieron las herramientas para hacer sastrería de alta costura y se convirtió en el hada madrina dentro de su círculo familiar y de amigos. Se casó muy joven, tuvo hijos y dedicó su vida a brindarse con amor a los múltiples roles que implica la crianza y el trabajo dentro del hogar. Pero a los 65 años, luego de atravesar el nido vacío y alcanzar el estado de remisión de un cáncer que reforzó su fuerza de voluntad y su lucha permanente por salir adelante, decidió que era momento de construir algo propio. El primer paso fue ir a las curtiembres “Ahí se produce un clic en mí, los cueros me dicen qué cartera diseñar, y me di cuenta de que eso mismo me pasaba con las telas”, afirma Lily quien a los 69 años tiene la vitalidad de quien toma el timón de un barco y sabe a dónde se dirige. Pero no está sola, su marido Hugo Genazzini, con quien lleva toda una vida compartida, 46 años de casados, más cinco años de novios, la acompaña en cada decisión y sus hijos la asesoran en la parte legal.

MARCA PAÍS

Lily Genazzini obtuvo la certificación MARCA PAÍS, esto implica que sus productos cumplen con los requerimientos de calidad de exportación enumerados en el Decreto 460/2021 que siguen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), planteados para la Agenda 2030 de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015. En este sentido, la elección de la materia prima con la que se elabora cada cartera se realiza en curtiembres con certificación internacional. Se trata de curtiembres que garantizan la disminución de la huella de carbono, a través de plantas de tratamientos residuales en las que se reutiliza el setenta por ciento del agua durante el proceso de curtido del cuero vacuno, lo que minimiza el impacto ambiental.
En consonancia con la sustentabilidad, Lily Genazzi, adhiere a las corrientes que van en contra del fast fashion o moda rápida. Por el contrario, sus carteras se destacan por un diseño versátil y funcional con líneas clásicas que se adaptan a las exigencias de las mujeres contemporáneas.
Cada cartera entonces es mucho más que un accesorio, podría definirse como una pieza sofisticada que organiza y cuida los objetos indispensables para transitar distintos momentos del día: trabajo, reuniones sociales, eventos y viajes.

TRABAJO MANCOMUNADO

Por otra parte, la alianza con otros emprendedores Marca País, potencia la sinergia del trabajo interdisciplinario y el valor del producto. “En 2022 conocí a Virginia Donadío (@viridonadio), ella es joyera y enseguida pudimos amalgamar nuestras ideas” comenta Lily. A partir de ese momento, nacieron nuevas cápsulas de diseño, sobres y carteras con engarces de piedras semipreciosas como ojo de tigre, rodocrosita que es la piedra nacional, ónix negro y blanco, entre otros. Además Virginia Donadío es parte del Proyecto Desinova liderado por el Museo de Arte Decorativo de Madrid, que convoca a joyeros de todo el mundo para “realizar un repaso por la historia de las joyas, que cada artista elija la época y la joya que mejor se adapta a su estilo y que con una visión actual del diseño interprete la pieza elegida del pasado porque si lo miramos cuidadosamente tampoco hemos cambiado tanto”
1. Este proyecto internacional surge a partir del descubrimiento de una nueva civilización en las cuevas de Desinova, Siberia, en las que se encontraron brazaletes y joyas que datan de 50.000 años de antigüedad. De este modo, se une lo histórico y lo clásico con una lectura personal que se manifiesta en diseños de autoAsimismo, esta alianza entre Lily Genazzini y Virgina Donadío, cruzará la frontera para posicionarse, en abril de este año, en una de las Ferias de Diseño más importantes de Estados Unidos, Atlanta Apparel, www.atlanta-apparel.com que reúne a miles de marcas de todo el mundo.

EL CAMINO A LA EXPORTACIÓN

Volvamos al minuto cero en el que nació el proyecto de carteras de Lily Genazzini. El objetivo inicial: fabricar en Argentina para exportar y luego abrir el mercado interno. Un sueño no tan sencillo de concretar. En este proceso de reinvención de sí misma y ese sentimiento de que cuando uno se propone algo, lo logra, Lily realizó distintas capacitaciones en la Agencia Argentina de Inversión y Comercio Internacional y participó del ciclo argentinas al mundo, Programa desafío exportador. Una vez adquiridos los conocimientos necesarios, comprender los requisitos administrativos y legales. Inició la búsqueda del mercado, así como la preparación de los productos para despachar. “Cada cartera tiene un precio FOB la sigla en inglés que significa Free on board o traducido al castellano, libre a bordo. Esto quiere decir que la mercadería cumple con todos los requisitos para estar a bordo de un barco o de un avión para ser exportada. Un tipo de embalaje particular, código con la descripción detallada de materiales y proceso de producción, factura proforma y luego el trayecto a la aduana”, explica esta mujer pujante que se siente segura de sí misma y que en su mirada se refleja la pasión y el amor que pone a todo lo que hace.
Para conocer la colección completa en USA se pueden ingresar a www.lilygenazzini.com

https://proyectodenisova.com/about

Scroll al inicio
Abrir chat
¡Hablemos!
Hola👋
En qué podemos ayudarte?